Saltear al contenido principal
680 401 641 info@systemstenteurope.com

La creación de almacenes temporales es algo común dentro de las actividades de muchas empresas a nivel industrial. Esto se debe a que la mayoría de estas compañías requieren mantener a resguardo algunos elementos propios de su producción, actividad o respaldo para reparaciones.

Dado que el carácter de tránsito de estos materiales se mantiene, la urgencia de contar con soluciones de almacenamiento temporal crece, pues lo ideal es evitar saturar espacios propios con estos elementos, siendo que pueden ser aprovechados de otra forma.

Por esta razón, le ofrecemos carpas para almacenaje temporal. Estas se diferencian de los almacenes en el hecho de que no son estructuras fijas, pero tienen ventajas similares a estos.

Beneficios

El primero beneficio de utilizar carpas para almacenamiento temporal es que, al contar con este bien, permite economizar gastos de construcción, permisos, tiempo y mano de obra.

A todo esto le agregaremos el hecho de que pueden ser desmontadas al terminar el tiempo de uso de las mismas, ventaja que difícilmente presenta un almacén, pues una vez es construido, su existencia es permanente.

Esto es un alivio muy importante pues en la práctica muchos almacenes a veces son ocupados con elementos que prácticamente tendrán una salida pronta, pero que requieren modificaciones en el espacio para ubicarlos de forma ordenada, lo cual roba tiempo de producción.

Al utilizar carpas como almacenes de corta duración se pueden resguardar todos estos bienes en una zona destinada para ello. Y todo esto solo requiere que sea adecuado el espacio en el cual se levantara la carpa que servirá como almacén temporal.

¿Són sólo soluciones temporales?

No debe pensarse que estas carpas serán utilizadas solo una vez cada tanto. Muchas empresas también aprovechan el tenerlas para almacenar residuos y otros elementos que es preferible mantener lejos de otras piezas o mercancías.

Sin embargo, el proceso de traslado de residuos suele ser programado y su reposición muy frecuente en algunos casos, por lo que estas carpas de almacenamiento temporal pueden llegar a ser también almacenes de larga duración, o mediana duración.

almacén temporal

El factor de resistencia de las carpas hace esto posible. Al probarse el valor práctico del uso de carpas como almacenes temporales, muchas empresas proceden a habilitar los espacios reservados a ellas y los convierten en parte de sus instalaciones, y este puede ser también su caso.

Si en sus planes se encuentra la posibilidad de expandirse, probar estos almacenes temporales que pueden ser ampliados con unas pocas modificaciones también le resultara útil. Y convertir estos almacenes temporales en algo de mediana permanencia según las circunstancias lo permitan le mostrará su utilidad y valor práctico de adaptación.

¿Qué problemas evita el uso de carpas?

A través del empleo de estas estructuras cubiertas, es posible que se evite el mal uso de parte de la estructura o instalaciones de almacenaje al mismo tiempo que se previenen movilizaciones innecesarias que solo consumirán tiempo y recursos.

Por ello, las carpas de almacén son tan importantes. Pueden ubicarse en cualquier sitio, proveen cobertura y seguridad, resistencia y privacidad, a la vez que permiten el libre tráfico de estos elementos temporales y/o con opción a permanencia.

Por último, las carpas de almacén no tienen puntos de visibilidad nula, por lo tanto se hace imposible que algún elemento que deba ser desplazado quede rezagado y cubierto por lo nuevos, que algún residuo o desecho que deba movilizarse en un periodo máximo se acumule o que se ignore un espacio en el que se pueda ubicar materiales a último minuto.

Si desea más información sobre estos modelos de carpas puede contactarnos y con gusto le atenderemos y brindaremos los detalles oportunos al respecto.

Volver arriba